Sumar esfuerzos en el manejo de residuos en época de emergencia COVID-19
28 mayo, 2020

Sumar esfuerzos en el manejo de residuos en época de emergencia COVID-19

OPINIÓN

Carlos Martinez

Gerente de Responsabilidad social y valorización de Residuos COMIMTEL RECYCLING

Ex Director de Salud Ambiental e Inocuidad Alimentaria en la Diris Lima Norte del Ministerio de Salud.

La Gestión y manejo de los residuos municipales desde siempre, han sido un reto para los gobiernos locales de turno, tenemos experiencias nefastas de abandono de servicios de recolección de residuos que generaron crisis sanitarias y ambientales en varios distritos de la capital, si bajo éstos antecedentes miramos ahora la situación en la que nos encontramos EMERGENCIA COVID-19, representa todo un reto para los Municipios que tienen niveles de morosidad por la falta de pagos de arbitrios muy elevados (Originando poca liquidez, falta de pago al personal y niveles de endeudamiento altos), falta de experiencia de los funcionarios, falta de equipamiento y recursos humanos, sumado a las deficientes medidas de bioseguridad que siempre debieron tener el personal de recolección, donde veíamos al personal sin guantes, sin mascarillas y segregando residuos en la unidad de recolección; por mencionar algunos puntos, recogiendo residuos mezclados con residuos de construcción (RCd) en los llamados puntos críticos, que no se vienen eliminando de forma sostenible, solo se están movimiento de lugar en las ciudades.

Ese mismo personal de recolección de las Municipalidades, diariamente antes de las EMERGENCIA COVID-19  recogían residuos de pacientes con VIH, TBC, e incluso los TBC-XDR que le llaman los extremadamente resistentes y así otros con enfermedades contagiosas, sin incluir los residuos punzocortantes y tóxicos que siempre se encuentran en los residuos domiciliarios, exponiéndose a diferentes enfermedades; Ahora, le sumamos los residuos de los miles de pacientes COVID-19[1] que se encuentran en sus casas en cuarentena. La generación de estos residuos como: Pañuelos, mascarillas, descartables, servilletas, entre otros sin medidas de prevención, que pueden representar no solo un riesgo para el personal de recolección de residuos de las Municipalidades, sea este servicio privado o público, también para los miles de personas que viven de la segregación de los residuos en las calles[2] y puntos críticos actualmente. Respecto a esta generación de residuos de pacientes COVID-19, en los primeros días de generada esta crisis; la Autoridad Sanitaria, se pronunció sobre las formas de disminución del riesgo de los residuos generados en viviendas por pacientes COVID-19, estableciendo un procedimiento: a) Manipulación con guantes, b) todos los residuos deben colocarse en una bolsa de plástico, la cual debe ser rociada con lejía (una solución de Hipoclorito al 1%), c) Esta bolsa debe ser colocada en un tacho, que a su vez contenga otra bolsa, que también debe ser amarrada, d) Por ningún motivo abrir las bolsas, e)Luego realizar su disposición para su posterior recojo por los servicios municipales; finalmente debe ser lavado y desinfectado el tacho con lejía usando guantes y culminado todo lavarse con agua y jabón. La autoridad Ambiental hizo replica de este manejo, era claro que estaban dando las recomendaciones para prevenir mayores riesgos de contagio y transmisión. El manejo de los residuos debía manejarse en el ámbito municipal, debiendo buscar que se disminuya el riesgo, puesto que; manejar a través de una EO-RS representaría a 2kg por paciente de generación diaria, más de 140 toneladas de residuos, con estas características en todo Lima de forma diaria, lo cual representa un gasto muy importante -si el costo por Kg de residuos esta entre 3 – 4 soles aprox.- de más de S/. 500,000.00 soles por día.    

En el ámbito de manejo de residuos Biocontaminados y otros como la limpieza y desinfección de lugares críticos, se sabe muy poco que el Ministerio de Salud a través de sus diferentes instituciones desconcentradas (GERESAS, DIRESAS o DIRIS) a nivel nacional, cuenta con áreas de SALUD AMBIENTAL[1], que están conformados por profesionales, técnicos de diferentes carreras (Ingenieros, Veterinarios, Biólogos, Técnicos Sanitarios, entre otros profesionales de la salud) que dentro de sus diferentes funciones y responsabilidades está la de realizar la vigilancia sanitaria, dar asistencias técnica, formular reportes y sistematizar información, respecto al Manejo de los Residuos Biocontaminados que se generan en los diferentes establecimientos del Ministerio de Salud, de las fuerzas armadas, policiales, ESSALUD y centros de salud privados, y a su vez ALERTAR de los riesgos a la salud y al ambiente que pueden generar el mal manejo de los residuos, incluyendo los del ámbito municipal y no municipal a las instituciones competentes. Es decir en el Ministerio de Salud también tenemos profesionales y técnicos que previenen riesgos a la salud y el ambiente a través de la identificación de los diferentes determinantes ambientales y sociales[2]

En esta emergencia sin precedentes donde el manejo de los residuos MUNICIPALES y NO MUNICIPALES es un factor de riesgo de contagio muy alto, representa para el país y sus instituciones un reto, el de SUMAR ESFUERZOS a fin de que exista mayor coordinación entre instituciones SANITARIAS Y AMBIENTALES, que buscan los mismos objetivos, que es el de contribuir a prevenir riesgos a la Salud cuidando el Medio Ambiente, teniendo aliados estratégicos, las Municipalidades y otras organizaciones públicas y privadas. Tenemos la oportunidad de poder consolidar los servicios públicos, mejorar la cadena de reciclaje, contribuir en otros aspectos como la calidad de aire, la vigilancia y ahorro del agua, fortalecer la educación Ambiental y Sanitaria, la inocuidad alimentaria, vigilancia de los planes desinfección, control de vectores y zoonosis, entre otros de forma que éstas no representen un riesgo a la salud y se contribuya con el Ambiente.

¿Cómo podemos sumar esfuerzos?

  • Actualizar la Política Nacional de Salud Ambiental[3] en base a una serie de Lineamientos como la Vigilancia sanitaria de los factores de riesgo ambientales para prevención y protección de la salud de las personas, en la participación social para la gestión de riesgos sanitarios y ambientales, transferencia de tecnología para el control de los determinantes ambientales en los diferentes niveles de gobierno y promover la investigación de los peligros ambientales para la salud de las personas.
  • Fortaleciendo a la AUTORIDAD SANITARIA DE SALUD AMBIENTAL y sus órganos desconcentrados; en sus estrategias de supervigilancia y vigilancia sanitaria, a entidades públicas que por sus leyes de organización y funciones están facultadas para controlar aspectos sanitarios y ambientales.
  • Trazar las estrategias de financiamiento, capacitación y articulación con el personal de SALUD AMBIENTAL en su rol de especialistas de prevención de riesgos a la salud y el Ambiente, ya que tiene como OPORTUNIDAD que se encuentra en todo el territorio, en cada Hospital, Centro y Puesto de Salud.
  • Coordinar la aplicación de medidas de seguridad para evitar riesgos y daños a la salud de la población, derivados del inadecuado manejo de residuos municipales y No municipales, con la AUTORIDAD AMBIENTAL.
  • Asegurar los recursos financieros y la supervisión de su ejecución efectiva presupuestal y técnica, para la prestación de los servicios públicos de Limpieza y recolección de residuos, estableciendo mejores estrategias de cobro de arbitrios, con un enfoque sanitario y ambiental desde la formulación de los arbitrios, su distribución y la prestación del mismo.
  • Mejorar la asistencia técnica a las Municipalidades para el manejo de procesos de bioseguridad en forma coordinada entre las AUTORIDADES SANITARIAS Y AMBIENTALES, con el fin de resguardas la salud del personal que brinda los servicios de Limpieza y otros, asegurando la continuidad de los servicios.
  • Fortalecer las áreas de fiscalización, autorización, salud y medio ambiente de los Municipios de forma articulada con la AUTORIDAD DE SALUD Y AMBIENTAL a fin que se identifique los riesgos a la salud y al ambiente por malas prácticas de manejo de residuos y otros, procurando un trabajo articulado que responda a la necesidad de esta EMERGENCIA SANITARIA.
  • Gestionar la aplicación del Sistema de seguridad y salud en el trabajo del personal que participa en toda la cadena de reciclaje formal, con el fin de que se haga un seguimiento a la salud del personal y la supervisión del uso adecuado de implementos de seguridad, entre otros aspectos importantes.
  • Fortalecer las cadenas de reciclaje desde aspectos SANITARIOS Y AMBIENTALES, procurando establecer estrategias de formalización de asociación de recicladores, minoristas y mayoristas de reciclaje, a fin de que la valorización de residuos no represente un RIESGO A LA SALUD.
  • Fortalecer los sistemas de reciclaje de los residuos priorizados en base a las políticas de Responsabilidad Extendida del Productor, fortaleciendo las cadenas de manejo de estos residuos, los roles y responsabilidades y las EO-RS con planta de valorización a fin de que mejoren sus procesos de reciclaje y tratamiento.

En esta EMERGENCIA es momento de sumar esfuerzos en base a los roles y responsabilidades según el marco normativo, buscando mejorar el enfoque de SALUD AMBIENTAL en nuestras actividades, NO PODEMOS realizar actividades que represente un riesgo a la salud y seguir realizando acciones por separado que tienen objetivos en común, como es la prevención de enfermendades y MEJORAR el ambiente, la permisibilidad de la informalidad ahora más que nunca, será determinante en un contexto de vida o muerte.

Cuidas el Ambiente, Cuidas tu Salud.


[1]  https://www.who.int/topics/environmental_health/es/ La salud ambiental está relacionada con todos los factores físicos, químicos y biológicos externos de una persona. Es decir, que engloba factores ambientales que podrían incidir en la salud y se basa en la prevención de las enfermedades y en la creación de ambientes propicios para la salud. 

[2] Conjunto de factores personales, sociales, económicos y ambientales que determinan el estado de salud de los individuos o poblaciones” (OMS, 1998). Comprenden los comportamientos y los estilos de vida saludables, los ingresos y la posición social, la educación, el trabajo y las condiciones laborales, el acceso a servicios sanitarios adecuados y los entornos físicos.

[3] https://sinia.minam.gob.pe/documentos/politica-nacional-salud-ambiental-2011-2020



[4]  Según el Ministerio de Salud al 24/05 se tiene a nivel de Lima Metropolitana 71,588 casos confirmados de COVID-19  https://covid19.orcebot.com/

[5] https://www.defensoria.gob.pe/defensoria-del-pueblo-exhorta-a-municipalidades-promover-la-formalizacion-de-recicladores/ Según la Defensorio del pueblo el 98% de los recicladores en trabajan en condiciones de informalidad.

Compartir